Inicio Sin categoría Noticias “La permanente voluntad de enseñar”

Inicio

La permanente voluntad de enseñar” Cimino - copia

 

Una sentida pérdida significó la desaparición física del Máster en Ciencias y querido profesor de nuestro instituto, Luis Cimino Quiñones, cariñosamente conocido como “Cimi”quien hasta sus últimos días estuvo vinculado a su profesión: la docencia.

Graduado de Licenciatura en Física en la Universidad de La Habana en 1976, comenzó a trabajar en la misma como Auxiliar de Laboratorio III y Auxiliar Técnico de la Docencia en el Departamento de Física Nuclear de la Facultad de Ciencias. Se inicia en la docencia en 1964 en las asignaturas de Laboratorio de Electrónica, Dibujo Técnico, Ecuaciones Empíricas y Nomografía. Fue además profesor de Física Nuclear y Reactores Nucleares para las especializaciones de Ingeniería Nuclear del Centro de Investigaciones Energéticas de la CUJAE en los primeros años de la década del 70.

 

A partir de 1981 con la creación de la Facultad de Ciencias y Tecnologías Nucleares, de quien fuera fundador, ingresa a su claustro de profesores en el Departamento de Física Nuclear,luego de una intensa formación y entrenamiento de cursos de post grado tanto en Cuba como el extranjero: la Universidad de La Habana, en Hungría e Italia por la Organización Internacional de Energía Atómica, OIEA.

Su labor en nuestro instituto incluyó una larga trayectoria como profesor de Electrónica, Física Nuclear y Física de Reactores Nucleares, Neutrones y Microprocesadores. En 1996 se gradúa de Máster en Ciencias en Física Nuclear en el Instituto Superior de Ciencias y Tecnologías Nucleares, ISCTN, actualmente Instituto Superior de Tecnologías y Ciencias Aplicadas, InSTEC. Participó también en otros proyectos con el OIEA y el PNUD para desarrollar y mejorar la infraestructura docente en el InSTEC. Estuvo a cargo del Laboratorio del Conjunto Subcrítico. Se destacó por su trabajo en el acelerador de Electrones Microtron Mt 25, a nivel de la Agencia Nuclear de Cuba en 2002.Para Universidad de la Habana implementó dos proyectos con el OIEA para el desarrollo de la Espectroscopía Mossbauer que aportaron 50,000 dólares para el equipamiento de su Departamento de Magnetismo.

Con la formación de la facultad de Medioambiente, FaMA, a partir de 2007 se suma a impartir diversos cursos de post grados y diplomados en la Cátedra a su cargo de Estudios Aeroespaciales, con el objetivo de apoyar la docencia en la carrera de Meteorología.

A lo largo de su vida profesional se destacó como profesor de pre grado y post grado, como profesor auxiliar y consultante en la tutoría de Trabajos de Diplomas, Tesis de Maestrías tanto en la Facultad de Física de la UH como del InSTEC.

Recibió numerosas distinciones y premios: Profesor de Mérito del InSTEC, 50 Aniversario de la Federación de Radio Aficionados de Cuba, medalla Frank País de segundo grado, medalla Rafael María de Mendive, la Distinción por la Educación Cubana, el Sello 20 Aniversario de la Creación del MES, la Orden José Tey y el Sello 35 Aniversario del InSTEC, entre otros. Fue miembro de Mérito de la Sociedad Cubana de Física, Experto de la Agencia de Energía Nuclear de Cuba, AENTA y Vanguardia Provincial del SNT de las Ciencias.

Dejó una obra de importante referencia científica en títulos publicados como: Seminario de Investigaciones de Ciencias, Ed. UH, 1970, Construcción de un transductor de Mossbauer, y Detectores de Radiación Nuclear, Ed. MES, 1984, entre otros. Elaboró diversos manuales sobre Electrónica Básica, Electrónica Digital e Instrumentación Nuclear, los cuales se mantienen en uso en la actualidad.

Sin dudas, su valioso legado prevalecerá, fruto de una vida dedicada a la formación de numerosas generaciones de profesores y científicos en el campo de la Física Nuclear y la Electrónica, de su afán por el conocimiento científico y la permanente voluntad de investigar y enseñar.

 

Autora: María de los Ángeles Bedoya Pereda